Te quiero

Te quiero pero no creo que me quieras de la misma forma. Eres especial, tienes un aura distinta. Una que no había visto ni presenciado en mi vida. Una personalidad que despierta ese sentido periodístico en mi de querer saber más. De ti. De tu vida, tus estudios, tu familia, tus amistades, tus mascotas, tus pasatiempos, tus miedos, tus tristezas, todo.

Quiero saber todo de ti y quiero que me conozcas también. Mis miedos, mi habilidades, mi personalidad, mi vida, mi furia, mi familia, amistades, pasatiempos y mi ser. Lo que sere, lo que fui y lo que siempre he sido.

Somos tan cercanos y tan lejanos a la vez que no fue hasta casi después de adultos que supimos de nuestra existencia. Quedamos embobados el uno con el otro, contando historias que nos relacionaban con el lugar de donde vinimos.

O quizás era yo que por fin no me sentía sola. Quizás mi hambre y sed de saber todo inventó todas esas similitudes con el fin de querer llegar a algo más. Pero mi corazón dice no porque todo es verdad. Nada fue un sueño.

Es una placentera pesadilla.

No creí que el tiempo pasara tan rápido pero así fue. Ya estamos a casi mitad del año y se siente como si te hubiera visto ayer por primera vez. Me niego a que fuese así, pero ocurrió de esta manera. Traté de evitarlo pero no hubo fuerzas suficientes para evitar esta realidad. Mi realidad, porque no se si también es la tuya.

Y eso asusta.

Asusta el saber si sientes lo mismo que yo. Asusta el saber si quieres lo mismo que yo y si puedes, o debes, o quieres. ¿Pero y sino quieres? ¿Si todo esto fue una mala jugada? ¿Una simple ilusión?

Perdóname. Perdóname, perdóname, perdóname. No quería arruinarlo, no quería echar a perder todo este progreso. No quiero sentirme así cada vez que te veo, o cada vez que te escucho. No quiero sentir preocupación cada vez que no te veo llegar a tiempo al trabajo, no quiero sentir que te persigo inconscientemente ni quiero hacerlo.

Peleo conmigo misma cada vez que se acerca la hora de almuerzo y cada vez que te llega la hora de salida. Por no ser capaz como las demás. No ser lo suficientemente valiente para decirte la que hay.

Sueño despierta, pensando si tu también sientes lo mismo. Me lamento en el eterno mar de la duda, todo por evitar que tu sepas que te quiero. Pero al mismo tiempo quiero decirte, pero no se como. Siempre te veo y me pregunto,

¿Estarás en mi misma posición? ¿Serás tímido como yo? ¿Te habrán lastimado alguna vez, de la misma forma que lo hicieron conmigo?

A veces me asusto más aún cuando imagino cómo sería la cosa si sintieras lo mismo. Quizás te aburrirías de mí y de mi manera de ser, tal vez te avergonzarías del lugar y de la familia que vengo. O tal vez finjirías que todo está perfecto, pero solo cuando porque estás con otra persona a mis espaldas. Tal vez no me querrías, o lo harías demasiado.

Tengo mis creencias y estoy segura de que nos conocimos a estas alturas, a pesar de ser del mismo lugar, fue por un propósito. No pretend predecir el futuro pues no se lo que vaya a pasar entre nosotr, si es que hay un “nosotros”.

Pero una cosa es cierta, te ganaste mis respetos y mi cariño. Y pore so te quiero, a pesar de no saber si sientes lo mismo.

 

Por: Carmen A. Figueroa Guzmán

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close